3 Razones para involucrarse en su iglesia local

23 Feb 2021 0 comentario

¿Por qué servir en mi iglesia cuando ya hay gente involucrada? ¿En qué podría involucrarme? ¿Qué tan importante es mi participación?

 Todas estas  preguntas que nos hicimos, pueden resumirse en: ¿Por qué involucrarse en su iglesia local? En este artículo, te daré tres razones para convencerte de la importancia de servir en tu iglesia. 

1) Dios quiere que sirvamos a los demás

Es un mandamiento de ayudarnos unos a otros, según los dones que Dios nos ha dado. 

Cuando sirves en tu iglesia, haces lo que Jesús te pidió que hagas. Obedecer a Dios te traerá alegría y es una forma de dar gracias por lo que nos ha dado, una forma de agradecer su sacrificio en la cruz. Servir es un cierto tipo de alabanza a nuestro Señor. Dios nos salvó para que pudiéramos hacer buenas obras (Efesios 2:10). No somos cristianos porque hacemos este servicio o todas estas buenas obras, pero es una alegría para nosotros servir a nuestro Señor Jesús.

Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.

1 Pedro 4: 10

Ayudarse mutuamente se hace primero en la iglesia local. Dios nos ha puesto en una iglesia local para que podamos ser edificados y edificar a los demás. Ya que hemos recibido dones que son gracia de Dios, usémoslos para que los miembros de nuestra iglesia se beneficien de ellos.

2) La iglesia es un cuerpo donde cada miembro es útil.

La Palabra de Dios describe a la iglesia como un cuerpo con muchos miembros, donde cada miembro tiene una función diferente (Romanos 12:4-5). Cada uno de nosotros somos miembros del cuerpo de Cristo. A cada uno de nosotros Dios nos ha dado diferentes dones (Romanos 12:6-8). Estos dones fueron dados para el bien común (1 Corintios 12:7). Así que cuando algunos miembros no usan sus dones que han sido dados por Dios según su gracia, privan a su asamblea de sus dones.

No pienses que algunas funciones son menos importantes que otras. Está escrito: «Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito, ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros.» 1 Corintios 12:21. No importa cuáles sean tus dones, debes usarlos para el bien de tu iglesia. Podemos hacer la conexión con la vida familiar en nuestros hogares, donde cada persona tiene que hacer una tarea diferente. Estas tareas nos permiten tener un sentido de pertenencia a nuestra familia.

3. Vas a crear conexiones con otros cristianos.

Involucrarte en tu iglesia le permitirá crear buenas amistades con personas que son serias en su fe.

Por ejemplo, Pablo en su participación en el ministerio se hizo amigo de Bernabé, o de Silas. Incluso yo, cuanto más me involucro en el ministerio, más amistad hago con otros cristianos que también quieren seguir a Jesús. Es diferente a antes, cuando no estaba involucrado, cuando venía, escuchaba y luego me iba a casa.

¡Seamos valientes!

En conclusión, empieza a mirar tus dones e intereses y ora para que Dios te muestre el lugar donde quiere que estés. Animémonos a servir e involucrarnos en nuestras iglesias, y así poder ser edificados entre hermanos en Cristo.

“En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor”

Romanos 12:11

¡Piensa en la alegría de vivir para quien nos salvó!

Auteur : La Reb

Voir tous ses articles →